sábado, 22 de julio de 2017

Nunca te he dicho que te quiero.







(ficción basada en algunas historias reales).



Nunca he pronunciado estas palabras delante de ti. Las he pensado muchas veces, he intentado en infinidad de ocasiones romper el silencio, pero no he podido.

Tal vez por las circunstancias, tal vez porque he sido un cobarde, tal vez por miedo a una respuesta negativa.

Puede que haya pensado ¿ y después qué?

Puede que haya pensado que no soy lo bastante bueno para ti.

Puede que haya pensado en tu vida, en tus circunstancias, en tu manera de ver las cosas.

Es una situación que ha durado unos cuantos años y que no ha roto ni las reuniones en grupo, ni los trabajos conjuntos ni los encuentros casuales.

Posiblemente tu no quieras querer, sino vivir una aventura o una experiencia nueva.

O ni tan siquiera eso.

Pero ahora lo reconozco. Lo admito.

No puedo disimular lo que es un hecho.

Por eso te lo digo por escrito: te quiero, te adoro, te amo.

Ahora que pase lo que tenga que pasar.

Sobreviviré.

Lo que no tiene sentido es callar tanto tiempo.

No espero respuesta.

Si me la das y es positiva, te comeré a besos.

Si no, todo seguirá igual que ahora.










viernes, 14 de julio de 2017

Sobre lo visible y lo invisible.








Ella no habla mucho, solo lo justo, muchas veces prefiere guardar silencio, prefiere escuchar y mantener pequeñas conversaciones con su interior.

Sin embargo, sus ojos expresan bondad, transparencia, intensidad, ternura, pasión y constancia.

Sus manos, aunque discretas e introvertidas, explican historias llenas de magia y relatos repletos de misterio.

Su corazón está inmerso en un conflicto, sus emociones están condicionadas por una gran incomprensión, que llama a su puerta de forma inoportuna varias veces por semana.

A pesar de su silencio, a pesar de que a veces parece que no está, a nadie se le escapa que es un ser interesante, que brilla aunque no lo crea, que destaca aunque se esconda bajando la mirada.

Los momentos y las circunstancias no han borrado su estela, su huella y su ADN, aunque ella crea lo contrario.

Rubia, delgada, con un gran gusto por combinar los colores de la ropa y los complementos, piensa que es invisible, cuando en realidad es increíble.

Saldrá a luz cuando se vaya la nube, bailará, gritará, sonreirá y será ella misma.

Será profesional, educada, elegante y soñadora.

Y encontrará lo que busca.

Te mando desde aquí mucha energía positiva.



"Solo con el corazón se puede ver bien. Lo esencial es invisible a los ojos."














jueves, 22 de junio de 2017

Encuentros en la tercera fase.




No es muy habitual que cada día tengas la ocasión de conversar con las mismas personas. Y no estoy hablando de una clase o un seminario, sino de un espacio donde puedes hablar sobre un tema con libertad y espontaneidad.

La química que se genera con Sonia, Merche, Mónica, Laura, Bego o Santiago da lugar a muchos pensamientos y reflexiones, a la vez que aparecen dudas, miedos, inseguridades, contradicciones o frustraciones.

La labor de los monitores Sara, Pablo, Sandra o "la Ribas" es estupenda. Son un equipo profesional, entregado, empático y cercano, saben crear un ambiente de complicidad, una atmósfera cómoda, un lugar para que fluya el positivismo.

Son faros en la oscuridad para que puedas encontrar el camino.

Son estrellas en la noche para que no te pierdas.

Admiro a cada uno de mis compañeros, su capacidad de lucha, su rebelión contra las circunstancias.

Admiro su sinceridad, su corazón en busca de tiritas, su valor y su mirada.

A veces adquieren un aspecto de volcán, sabio, folclórica, misteriosa, alternativa o discreta.

A veces concretan y a veces se dispersan.

A veces ríen y a veces lloran.

A veces vamos juntos a desayunar.

Son muy especiales en el buen sentido de la palabra.

No nos conocíamos previamente. Simplemente, nos ha unido el universo.

Afortunadamente.

Muchas gracias a todo el equipo que nos abrió las puertas de par en par.

A veces necesitas luz y no siempre puede venir del espacio.




lunes, 12 de junio de 2017

"Tormenta"






"Con lluvia, este camino, sería otro camino, este bosque sería otro bosque."



Es un espíritu aventurero con muchas ganas de descubrir. Lleva en su alma la esencia andaluza, el sentido del humor, la picardía y la marcha.

Es esencialmente creativa, transgresora, innovadora, incansable en cuanto a evolucionar y mejorar. Le gusta descubrir, compartir, co-inspirar, la noche, las reflexiones sobre la vida, la búsqueda de un mundo mejor, la aventura, los textos inspiradores, el cine, las conversaciones en buena compañía.

Es una enamorada del arte en todas sus facetas. Es una auténtica filósofa de las relaciones humanas y de la vida en pareja. Es una implicada incansable.

Algo impulsiva y muy pasional, despistada a niveles peligrosos, es una romántica con todas las letras, tiene un talante tan hippy como happy, expresa la capa dura de quien ha tenido que luchar y la capa de volar por los cielos abiertos, sin hacer caso de los semáforos en ámbar.

Le encantaría inventar algo nuevo cada día. Es una art director y una persona con todas las letras. Es una amiga de verdad en cualquier circunstancia, tiene un enorme corazón y una enorme melena rizada.

Cuantas más capas de su personalidad descubres, más encanto le encuentras, todo y que tiene un carácter fuerte y unas profundas convicciones.

Es una gran jugadora de equipo, tiene el ego a buen recaudo, es una auténtica nómada urbana, sabe escuchar, aconsejar y respetar.

Sin tormenta tu vida es más aburrida, necesitas sus gotas de agua salpicándote la piel, su espontaneidad sin paraguas, sus ideas que fluyen como el agua, la calma tras la tempestad.

Descubrir a tormenta es como descubrir el mar. Necesitas verlo y disfrutarlo para sentirte bien.

Aunque hay días soleados y maravillosos, siempre los cambiaría por un día de tormenta.

Ella sabe muy bien que si quieres conseguir algo te tienes que mojar.



"Me encanta sentir la lluvia mojándome la cara."






jueves, 1 de junio de 2017

Sara y Lidia.

Dos lunas en una noche cerrada.

Dos oasis en un árido desierto.

Conversaciones en un paisaje silencioso.

Pautas en un lienzo quebrado.

Intensidad en la monotonía.

Calma ante la ansiedad.

Empatía ante las sombras.

Sonrisas que buscan la intensidad.

Dos miradas que invitan a soñar.

Magia sin varita y sin chistera.

Pasión en un día laborable.

La ilusión que juega sus mejores cartas.

Luces que se imponen a las sombras.

Colores que dibujan una sonrisa.

Personas que enamoran con su sabiduría, con sus palabras, con su encanto y con su tesón.




lunes, 30 de enero de 2017

Estereotipos sobre creativos/publicitarios/as.


               



La mejor forma de tener una buena idea es teniendo muchas ideas”, Linus Pauling.



Dicen que los creativos estamos locos, que se nos va la olla, que no tocamos con los pies en el suelo, que la sala de espera de los psicólogos está llena de colegas... leyendas urbanas.

Si no tienes sentido común, coherencia y la cabeza bien amueblada, estás perdido. Relacionamos y combinamos rápido, pero nunca de forma desmadrada.  No se nos ocurre subir a una mesa y bailar desnudos. No llevamos siempre coleta, ni camisetas alternativas, ni bambas de colores, ni gafas de pasta.

No hay graffitis en la pared de nuestra casa, ni posters edición limitada, ni una frase guay en la parte trasera de nuestro coche. No queremos ser siempre el centro de atención, ni los ingeniosos de las reuniones. No nos morimos de ganas de salir a cantar en un karaoke. En nuestro bar no hay cientos de botellas de marca super fashion.

No tenemos el impulso de repartir tarjetas a todo el mundo. No somos la alegría de la huerta. No salimos de copas cada día. No compramos siempre lo más raro o lo más extravagante.

No somos los eternos rockeros,  los incombustibles hippies,  los romantic trenders ni los más cool de la comarca. 

No vivimos en las nubes. No decidimos ir a Miami por sorpresa. No nos teñimos el pelo de colores, ni llevamos el cuerpo lleno de tatuajes, ni vamos al gimnasio cada día.

No nos relacionamos con chicas y chicos top model, ni vivimos esclavos de las tendencias. No somos alcohólicos ni nos drogamos. No tenemos necesariamente un deportivo y una Harley, no viajamos siempre a lugares exóticos, no frecuentamos discotecas ni after hours.

No somos sibaritas, porque eso es para los que tienen tiempo. No nos viene la inspiración tomando el sol, no nos creemos interesantes, no pensamos que nuestra opinión es la más importante.

Somos mucho más cotidianos, aburridos y normales que todo eso.


Trabajamos en una oficina, delante de un ordenador, muchas horas al día y tenemos una agenda llena de citas. Somos unos practicantes del horario extensivo que muchas veces comemos bocatas o nos llevamos el tupper. Los slogans, los story boards y los diseños se amontonan en nuestra mesa.

Sabemos que antes de crear necesitamos una buen briefing y un buen planteamiento estratégico.

Vivimos empeñados en encontrar la idea única, la historia diferente, el planteamiento innovador, la ejecución inédita, la campaña nunca vista. Somos como Indiana Jones en busca del santo grial...y lo cierto es que la búsqueda es apasionante.

Muchas veces lo que más necesitamos es no pensar durante 48 horas.

Nuestras ideas pasan por un via crucis, en el que opinan más de 30 personas que las van modificando y rectificando... hasta que parecen primas lejanas en lugar de hijas.

Nuestros/as clientes/as se han acostumbrado a pedir 3, 4, 5 versiones diferentes de cada campaña, o más. Y encima te pagan lo mismo.

Nuestros sueldos se han ajustado como aquel tejano de marca que ahora es un pantalón corto de verano.

Seguro que has visto muchas películas y series de televisión que te explican historias fabulosas, donde aparecen restaurantes, hoteles de lujo, playas paradisíacas, piscinas cool y casoplones en la pradera.

Pero no te engañes. No somos cool, guay, fashion, trendy y ni tan siquiera molamos.

Solo somos unos currantes que explican historias y pretenden contagiar emociones.

Pero eso si: nos encanta nuestro trabajo, nos gusta crear, nos gusta estar pendientes de todas las novedades.

Nos gusta conversar, descubrir, aprender, romper esquemas y estereotipos. Nos gustan las personas. Nos gusta saber que no hay dos días iguales. Nos gusta el cine, la música, el arte y pasear por nuevos paisajes. Nos gusta fotografiar, escribir, diseñar y filmar. Nos gusta compartir.

Nos gusta relacionar, combinar y establecer conexiones.

Nos gusta vivir con intensidad.

Nos gusta re-inventar el lego aunque utilicemos las mismas fichas.

Y algunos/as dedicamos buena parte de nuestra vida a las causas sociales.

Mad Men? no creo, tan solo enamorados de nuestra profesión, Men and Woman.










Un presentimiento es la creatividad que intenta decirte algo”, Frank Capra.


"La publicidad es básicamente persuasión y la persuasión no es una ciencia, sino un arte".


"La esencia del impacto es decir las cosas de la forma en que otros jamás las han dicho


William Bernbach.



















Foto portada: con mis admirados maestros Ricardo Pérez, Luis Bassat y Joaquín Lorente.